Dolor de espalda, el mal del siglo

Hoy, el dolor de espalda se ha convertido en el mal del siglo, tan extendido que afecta a hasta 9 españoles de cada  10. Ya sean ancianos o jóvenes, los dolores de espalda afectan a personas de todas las edades. A menudo ignorados o reprimidos, pueden hacer sufrir toda una vida si uno no se ocupa de ellos al sufrir los primeros síntomas. ¿Pero cómo navegar entre todas las causas, síntomas y remedios?

Por supuesto, hay cientas de patologías especialmente localizadas en la espalda: reumatismo, lumbago, ciática, lumbalgia, artrosis, etc. ... ¡No nos faltan nombres de las enfermedades!. Pero también hay dolores de espalda que aparecen sin poder ponerle un nombre o determinar una causa específica.

Para aliviar el dolor de espalda, es posible:

1- Corregir posturas: hay ciertas posturas «de riesgo» que adoptamos a diario y que causan dolor de espalda.

2- Tranquilizar tu mente: el estrés es una gran fuente de dolencias en varias partes del cuerpo y genera tensión y contracciones. La meditación o el yoga te permiten volver a enfocar tus energías y relajarte.

3- Cambiar tu estilo de vida: Practicar una actividad física permite que el cuerpo se mantenga saludable y, por lo tanto, previene posibles dolores de espalda a largo plazo.

4- Descubre la acupresión y el automasaje: también puedes adoptar la técnica tailandesa de acupresión. Inspirada en la acupuntura, la acupresión se realiza en una alfombra con pequeños picos en puntos suaves, que ejercen presión sobre el cuerpo estirado. La alfombra de acupresión  Kotaodo ejerce presión sobre los diversos puntos de tensión del cuerpo y libera las endorfinas del sistema nervioso. El calor proporcionado relajará los músculos y los nervios de la espalda, al tiempo que activará la circulación sanguínea.

5- Mejora la calidad de tu sueño: un sueño deficiente o una mala postura en la noche a menudo causa dolor de espalda al día siguiente. Por lo tanto, es importante prestar atención a la calidad de su sueño.

La alfombra de acupresión kotaodo alivia el dolor de espalda. ¡No esperes, pruébala!

Ir a la página de inicio

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *